Junio 9, 2017 ¿Quién está en primer lugar en su vida?

Hace poco tuve una discusión con los miembros de la iglesia acerca del por qué la gente continúa en el pecado habitual después de haber recibido a Cristo como su Señor y Salvador personal. Veo dos aspectos del problema.

En primer lugar, ¿es o no genuina la conversión? Realmente no podemos decir si una persona es cristiana o no; Podemos observar las acciones de la persona; Pero, sólo Dios lo sabe con seguridad. La persona que ha nacido de nuevo empieza su proceso de santidad y sujeta todo su ser a la voluntad agradable y perfecta de nuestro Salvador y Señor.

En segundo lugar, la pregunta es “¿Quién está en primer lugar en su vida o quién está en el trono de su vida; Tú o Dios?” Una persona que vive en pecado habitual se ha puesto en primer lugar. Han puesto sus deseos personales por encima de las enseñanzas de Dios. No es una buena situación. Santiago 1:22 dice: “No se contenten solo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica.”

Si Dios está en la primera posición, Él provee el filtro para las acciones de una persona. Su filtro guiará nuestros pensamientos y acciones; Entonces podemos basar nuestros deseos personales en Sus enseñanzas. La base de la consagración es el sometimiento a Dios; nadie alcanzará la santificación sin sumisión.

Creo que todos necesitamos hacer un inventario de nuestra vida para ver quién está en el trono de nuestra existencia. Si Dios no está en primer lugar, necesitamos hacer los ajustes necesarios para ponerlo allí. 2 Corintios 7:1 dice: “Como tenemos estas promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *